Museo del Oro Tayrona, el pasado y el presente reviven en Santa Marta

Por Yesvila Olivella M.

Museo Tayrona 6

Después de cerrar sus puestas en el 2008, para ser restaurado, el Museo del Oro Tayrona o antigua Casa de la Aduana, se abre nuevamente  para que samarios y visitantes puedan seguir reencontrándose con su cultura, sus orígenes, sus riquezas, un lugar lleno de historias y narraciones que ayudan a entender y disfrutar la complejidad de esta región del Caribe Colombiano.

Este lugar, donde el Libertador Simón Bolívar se hospedó, días antes de morir, revive la historia de un país, grande, lleno de riquezas culturales, étnicas, arqueológicas, narrando  a través de cuatros grandes salas temáticas más de 2 mil años de historia de la gente de la Sierra Nevada y del Departamento del Magdalena. Un recorrido o donde una polifonía de voces cuentan el pasado ancestral de la región y la diversidad cultural que la caracteriza hoy día.

Museo Tairona 2

La Casa de la Aduana es también reconocida, por ser el lugar donde se veló al Libertador Simón Bolívar tras su muerte en Santa Marta, el 17 de diciembre de 1830. Para resaltar este aspecto de la Casa, Daniel Castro director de la Casa Museo Quinta de Bolívar de Bogotá, concibió la Sala “Bolívar estuvo aquí”.

Museo Tayrona 3

Ubicada sobre el céntrico parque de Bolívar, la Casa de la Aduana, hoy Museo del Oro Tayrona, ha sido testigo  de los cambios de Santa Marta y de la región. Valiéndose de archivos históricos, imágenes y mapas, esta sala narra como se libraron las batallas entre indígenas y conquistadores, como entre 1543 y 1779, la ciudad fue atacada en 46 ocasiones , porqué piratas, porque llegaron esclavos africanos y como obtuvieron su libertad o el reciente crecimiento del puerto, de la producción del banano y de la extracción del carbón, de los hoteles y el turismo.

Según la  directora del Museo del Oro, María Alicia Uribe, uno de los aspectos más novedosos de esta transformación ha sido la  participación de gran parte de la comunidad que, aportó ideas y objetos tradicionales, e incluso una familia decidió ceder piezas exclusivas a la galería.

Con las obras de restauración de esta casa de casi 300 años de existencia, declarada Monumento Nacional por el Estado, el Banco de la República preserva para los colombianos del presente y el futuro una de las edificaciones más representativas del periodo colonial en Colombia y uno de los emblemas más queridos en Santa Marta.

Museo Tayrona 2

La restauración 

La restauración se decidió, después de un riguroso proceso de estudio, diseño y obras, que incluyó procedimientos y métodos similares a los empleados en el siglo XVIII, durante la construcción del edificio, así como tecnologías contemporáneas, el Banco de la República finalizó la restauración  integración de la Casa de la Aduana en Santa Marta, espacio que en adelante acogerá el nuevo Museo del Oro Tayrona- Casa de la Aduana para el disfrute de los colombianos y extranjeros.

El alcance y las características de la intervención se proyectaron a partir de diagnósticos y análisis especializados de carácter patológico realizados en la Casa, que indicaron problemas con la estabilidad de la cubierta y la sanidad de algunas maderas antiguas, un daño estructural de la torre o minarete, humedales importantes dentro de los muros que habían sido  habían sido recubiertos con pañetes impermeables y presencia de tapias y pisos añadidos en distintas épocas, entre otros factores.

Museo Tayrona

La Ley colombiana prevé que todos  que toda construcción histórica antes de ser intervenida debe ser estudiada por arqueólogos autorizados por el Instituto Colombiano  de Antropología e Historia, esta tarea se encomendó a expertos de la Fundación Erigaie quienes en sus excavaciones encontraron huellas de la antigua tecnología del agua -pozo, cañuelas, letrinas – utilizados en la Casa y objetos de distintas épocas que finalmente fueron incluidos en el nuevo guion curotorial del Museo: desde vasijas y platos hasta una hebilla de zapato y un cepillo de dientes. En estas excavaciones no se hallaron elementos constructivos anteriores a 1730, lo que disipó el mito de que la Casa hubiese sido construida en la misma época en que se fundó Santa Marta y que en ella viviera Rodrigo de Bastidas.

Museo Tairona 1

En términos generales los trabajos realizados en la Casa de la Aduana fueron; reforzamiento estructural en la corona de los muros y corrección de aquellos que estaban en mal estado o que taponaban puertas y ventanas originales; reemplazo de pañetes en mortero de cemento por pañetes en mortero de cal que obedecen a los principios de construcción de la época colonial y reducen la concentración de humedad; encalado de las paredes que se determinó después  de estudiar los sucesivos colores usados en el edificio, conocido por muchos años como “la casa verde”; restauración  de la madera de cubierta y balcones, hecha por carpinteros expertos que reutilizaron las vigas originales de la Casa que no presentaban deterioro, así como otras maderas similares en términos de resistencia, calidad, comportamiento y aspecto; finalmente el reemplazo de las tejas de barro del techo elaboradas una a una por artesanos que utilizaron las técnicas de fabricación que se empleaba hace siglos.

Museo Tayrona 5

Una de las novedades es la renovación de espacio público aledaño a la casa, para permitir el ingreso de las personas en condición de discapacidad y se instaló un ascensor que comunica los dos niveles. Simultáneamente se  llevó a cabo la renovación de las instalaciones técnica ( hidrosanitarias, eléctricas, de iluminación, de informática y comunicaciones y de aire acondicionado), así como la instalación de redes de seguridad, electrónica satelital que velarán por la protección  de las más de 470 piezas del patrimonio arqueológico nacional que se exhibirán como parte del nuevo Museo del Oro Tayrona -Casa de la Aduana.

Cuatro museos en uno

El Museo, cuenta con cuatro salas temáticas,  lo que hace que se constituya en uno de los atractivos culturales y turísticos más importantes que hoy tiene el Caribe colombiano. Una de éstas, la sala etnológica da cuenta de como es la vida actual de cuatro regiones del Departamento del Magdalena: La Sierra Nevada de Santa Marta, la Sabana, el Mar y la Ciénaga Grande y el río Magdalena.

Cuenta con un módulo multimedia en el se presentan vídeos documentales con testimonios, historias de vida e imágenes intrínsecas en la preparación de comidas patrimoniales de la región, cayeye de banano verde, pasteles de arroz, pescado frito con arroz de coco, cocadas y alegrías.

Url Corta: http://deracamandaca.com/?p=46450

Subido por Oct 27 2014. En la sección Actualidad, Informe Especial, Santa Marta. Usted puede comentar esta nota

Comente esta noticia

Impuesto Predial capital e intereses - Ciénaga 2017






Buscar archivo

Buscar por fecha
Buscar por sección
Buscar en Google

Foto Galería

PUBLICIDAD

Log in | Montaje y Desarrollo ColombiaWeb.info