¿Por qué comenzar a trotar?

Juanella Villalobos, editora de Vida Saludable

Por Juanella Villalobos|

Juanella Villalobos, editora de Vida Saludable

Juanella Villalobos, editora de Vida Saludable

Si usted es de las personas que siente la necesidad de hacer ejercicio y se apunta al gimnasio y va solo el primer día, le conviene leer este artículo.

El mundo hoy va muy rápido y entre todas las ocupaciones diarias, generalmente no hay tiempo para hacer ejercicio; pero sentimos la necesidad de dejar la vida sedentaria y ejercitarnos un poco. Los médicos recomiendan sesiones de mínimo media hora de ejercicio, tres veces por semana. Entonces, con mucho entusiasmo nos inscribimos en el gimnasio y a la segunda sesión, ya no tenemos tiempo y hasta ahí nos llega la cuerda.

correr

El running es una práctica muy popular por estos días. Todas las ciudades del mundo tienen, por lo menos una carrera al año de diferentes distancias (5K, 10K, 21K, 42K). Al principio 5 Kilómetros parecen una meta totalmente inalcanzable para quienes no hacen ejercicio; sin embargo, esta distancia es el primer paso, para entusiasmarse con este tipo de eventos. Generalmente, son recreativas y pueden hacerse caminando en familia, y hasta acompañados por  mascotas. Es una experiencia muy agradable, puesto que cuenta con una cantidad importante de participantes y no es una competencia como tal, competimos contra nosotros mismos y contra quienes se quedan en la casa durmiendo.

Así que podemos empezar por ahí: saliendo solamente por satisfacción propia. La ventaja es que no es necesario tener un plan de entrenamiento consolidado, no se necesita de un entrenador, no hay que ir a un sitio específico: basta con sacar 30 minutos 2 o 3 veces a la semana, y simplemente salir a caminar. No es necesario tener un horario establecido, tan sólo un poco de voluntad. Tampoco se necesita invertir en ropa especializada, basta con tener ropa cómoda y un par de tenis para empezar.

Puede que en las primeras sesiones no sintamos mucho la diferencia, pero en cuánto se descubre que la respiración, la elasticidad y, hasta, el ánimo mejora, empezamos a ver poco a poco cómo el cuerpo empieza a responder de otra manera.

Para cualquier persona, es una ventaja enorme tener estas sesiones de entrenamiento, puesto que se aprende a meditar en ellas. Hace un par de días, vi una entrevista de un trotador que contaba cómo acumulaba sus pensamientos en un morral imaginario y mientras entrena va sacándolos uno por uno, para ponerlos en orden y tomar decisiones en consecuencia. Así que no sólo nos ejercitamos! Además meditamos, un beneficio más para tomar la decisión de empezar a hacer ejercicio.

Lo primero es salir sin mayores expectativas, simplemente alejarse un rato de la rutina diaria y ayudar al cuerpo a funcionar mejor. En la medida en que le encuentre el gusto a salir a caminar, poco a poco se van generando retos. Por ejemplo descubrimos que podemos acelerar un poco la marcha y empezamos a sudar, se empieza a sentir el cambio. Luego, caminar solamente empieza a tornarse aburrido: y qué tal si le agregamos 500 metros de trote lento? La clave está en dejar la pereza a un lado y motivarse; cuando en la calle empiezas a ver muchas personas también caminando, se descubre que hay mucha gente con los mismos objetivos y, quién sabe, hasta encuentre un acompañante con quien compartir esos ratos de actividad. Así que, adelante hay muchos kilómetros por recorrer y muchas sensaciones por descubrir mientras se hace running.

Url Corta: http://deracamandaca.com/?p=76558

Subido por Aug 11 2017. En la sección Actualidad, Vida Saludable. Usted puede comentar esta nota

Comente esta noticia









Buscar archivo

Buscar por fecha
Buscar por sección
Buscar en Google

Foto Galería

PUBLICIDAD

Log in | Montaje y Desarrollo ColombiaWeb.info