Antonio Zabaraín al Senado

11 de diciembre Dia Internacional de las Montañas

El tema escogido para el 2017 por la Organización de las Naciones Unidas es: Montañas bajo presión: clima, hambre y migración.

Por Roberto Pardo Ángel|

Biólogo Parques Nacionales Naturales de Colombia

Casi mil millones de personas viven en zonas montañosas, y más de la mitad de la población humana depende de las montañas para abastecerse de agua, alimentos y energía limpia. Sin embargo, las montañas están amenazadas por el cambio climático, la degradación de las tierras, la sobreexplotación y los desastres naturales, con consecuencias potencialmente de largo alcance y devastadoras, tanto para las comunidades de montaña como para el resto del mundo.

Las montañas son los primeros indicadores del cambio climático y, a medida que el clima global continúa calentándose, la gente de las montañas se enfrenta a luchas aún mayores para sobrevivir. El aumento de las temperaturas también significa que los glaciares de montaña se están derritiendo a tasas sin precedentes, afectando los suministros de agua dulce para millones de personas. Las comunidades de montaña, sin embargo, tienen una riqueza de conocimientos y estrategias acumuladas a lo largo de generaciones, sobre cómo adaptarse a la variabilidad climática.

El cambio climático, la variabilidad climática y los desastres inducidos por el clima, combinados con la marginación política, económica y social, aumentan la vulnerabilidad de los pueblos de las montañas ante la escasez de alimentos y la pobreza extrema. Actualmente, se estima que alrededor del 39% de la población de montaña en los países en desarrollo, o 329 millones de personas, es vulnerable a la inseguridad alimentaria.

A medida que crece la vulnerabilidad de las poblaciones de montaña, la migración aumenta tanto hacia el extranjero como hacia los centros urbanos. La emigración desde las zonas de montaña también dará lugar a una pérdida inestimable en términos de prestación de servicios ecosistémicos y preservación de la diversidad cultural y agrobiológica. La mitad de la población del mundo depende del agua procedente de las montañas

Colombia es un país de montañas gracias a la cordillera de Los Andes que con sus ramificaciones, forman cuencas hidrográficas y que prestan servicios ecosistémicos, de abastecimiento y de regulación muy importantes.

Entre los Parques Nacionales Naturales de Colombia que poseen glaciares son Nevado del Huila, Los Nevados, el Cocuy, y la Sierra Nevada de Santa Marta, la cual es la montaña más alta nevada cerca al mar en el mundo. También poseemos Serranías como La Macarena y Macuira. Otras montañas muy importantes son los tepuis y el ejemplo en nuestro país es el Parque Nacional Chibiriquete. Lo anterior sin contar las montañas protegidas en los bosques andinos y los páramos.

Importancia

  • El agua

Más de la mitad de la humanidad depende del agua de las montañas para beber, producir alimentos, electricidad y como medio de transporte. El agua de todos los principales ríos del mundo procede de las montañas.

En las zonas húmedas del mundo, las montañas proporcionan entre el 30 y 60% del agua dulce que se consume río abajo.

  • Biodiversidad y seguridad alimentaria

Se calcula que más de la tercera parte de las plantas y vertebrados terrestres están confinados en menos del dos por ciento del planeta.

También son centros importantes de diversidad de cultivos y factor fundamental en la agricultura del mundo.

  • Recreación

Las áreas montañosas también preservan la belleza natural. Albergan imponentes cascadas y hermosos lagos, ofreciendo algunos de los paisajes más espectaculares del planeta. No es de extrañar que un tercio de las regiones protegidas del mundo sean montañosas, ni que constituyan el destino favorito de tantos visitantes.

Amenazas

▪ La estabilidad de un 25% de las regiones montañosas del mundo se ve comprometida por las carreteras, minas, conductos, represas y otras infraestructuras

▪ Los glaciares se derriten y se reduce la cubierta de nieve en las cimas, proceso que, según algunos científicos, afectará a las reservas de agua y provocará graves deslizamientos de tierras.

▪ La presión demográfica obliga a la población a cultivar zonas improductivas.

Como cuidar las montañas:

  • Sembrar árboles nativos de especies endémicas, en peligro crítico y amenazadas
  • Proteger las cuencas y ríos
  • Turista responsable
  • Crear más áreas protegidas
  • Informar y divulgar sobre su importancia

Url Corta: http://deracamandaca.com/?p=80921

Subido por Dec 11 2017. En la sección Actualidad, Editorial, Generales. Usted puede comentar esta nota

Comente esta noticia







Buscar archivo

Buscar por fecha
Buscar por sección
Buscar en Google

Foto Galería

PUBLICIDAD

Log in | Montaje y Desarrollo ColombiaWeb.info