Magdalena

Ese pago por extraordinarias se perdió, Asamblea solo aprobó 1 de los 9 proyectos que pesentó la Gobermagdalena

En sesión plenaria los diputados procedieron a dar tercer y último debate al proyecto de Superávit Fiscal, siendo ese el único de los proyectos que la Asamblea le aprobó a la Gobernación, de los ocho proyectos radicados por el Gobernador, Carlos Caicedo, con los que buscaba beneficiar al pueblo magdalenense.

Se trata de la Adición del Superávit Fiscal del año 2020, cuya propuesta original planteaba adicionar 48 mil 436 millones del presupuesto del año pasado al presente año y con eso financiar la Educación con 25 mil 643 millones para el fortalecimiento  del Programa de Alimentación Escolar –PAE-; igualmente, obras de mejoramiento de infraestructura en los colegios.

Mientras que en materia de salud, le apuesta a disponer 9 mil 781 millones para transferir a los hospitales para que estos puedan atender a la población que no tiene EPS; y la otra parte para financiar programas de salud pública como ‘Médico en tu Casa’. Del mismo modo, la lucha contra el contrabando, por 544 millones para campañas y operativos con miras a recuperar las arcas del departamento.

Pese a ello, es necesario aclarar que la bancada mayoritaria se vio obligada a la aprobación de dicho proyecto teniendo como marco legal lo establecido en el Estatuto Orgánico de Presupuesto Nacional, plasmado en el Decreto 111 de 1996 y revalidado por el Estatuto de Presupuesto del Magdalena (emitido bajo la Ordenanza 013 de 1997).

La bancada que en la Asamblea defiende los intereses de los clanes políticos bloqueó el proyecto que buscaba brindar facultades al Gobernador para comprometer vigencias futuras y así ejecutar 146 mil millones de pesos del Plan Departamental de Aguas, debidamente financiados con transferencias del sistema general de participación, destinados a financiar los proyectos de saneamiento básico y agua potable del proyecto ‘Agua al Pueblo y Vivienda Digna’. En este caso, la Asamblea hizo hasta lo imposible para interrumpir las socializaciones de los funcionarios citados y hundir la esperanza de agua en el Magdalena, pues de 26 preguntas formuladas por los diputados, los asambleístas le permitieron al gerente de Aguas del Magdalena y al Secretario (e) de Hacienda Departamental responder solo 5, tras dilatar el proceso de principio a fin.

Del mismo modo, se opusieron a la aprobación del proyecto que buscaba beneficios tributarios para impuestos de vehículos y en beneficio de 830 familias, lo cual ratificó la posición egoísta de la Duma contra el pueblo, al oponerse también a la autorización para ceder títulos gratuitos o enajenar bienes fiscales a los magdalenenses. A pesar de la argumentación expuesta por los integrantes del Gabinete Departamental, los miembros de la Duma solo se dedicaron a hacer señalamientos temerarios para deslegitimar la gestión que viene ejecutando el Gobierno en favor de los menos favorecidos.

También negaron el cupo de endeudamiento para financiar planes y programas de inversión pública, lo que constituyó un inhumano trato de los diputados a los jóvenes y abuelitos del Magdalena al privarlos de los Centros Cambia y los Centros de Vida.

Asimismo, con atropellos a los secretarios de la Gobernación y censuras a líderes sociales que argumentarían la necesidad de la creación de una cartera departamental en beneficio prioritario del desarrollo social de las poblaciones diferenciales, la Asamblea le negó esta oportunidad al pueblo, hundir el proyecto de ordenanza de la Secretaría de la Equidad y el Poder Popular, sin olvidar la creación de la Tasa Prodeportes.

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba