Santa Marta

Hospital JMB embarga al Distrito de Santa Marta y la deuda es de la Nación por la población migrante

Nuevamente el Hospital Universitario Julio Méndez Barreneche, bajo la administración de la Superintendencia Nacional de Salud, atentan con el bienestar de los más necesitados en Santa Marta, a través de un embargo cuya deuda principal, que es la atención a los migrantes, le corresponde saldar al Gobierno Nacional.

Cabe recordar que inicios del 2021 y en medio del segundo pico de la pandemia por el COVID-19, el Distrito se quedó sin el manejo de los recursos para la implementación de programas de Salud Pública y de atención a la población más vulnerable a causa de un embargo del Julio Méndez a las cuentas maestras del Distrito, perjudicando incluso la contratación del personal logístico para la implementación del Plan Nacional de Vacunación contra el COVID-19.

Tras la presión ciudadanas y las acciones jurídicas del Distrito, la gerencia del Hospital Universitario Julio Méndez Barreneche, decidió desembargar las cuentas donde reposan los recursos para inversión en la salud de los samarios, pero a cambio embargó otras cuentas con recursos para la inversión social en el Distrito.
Es importante mencionar que el Gobierno Nacional en varias oportunidades se ha comprometido a girar los recursos para el pago de la atención en salud a la población migrante, sin embargo, a la fecha no se ha tenido respuesta; además desde el Ministerio de Salud se ordenó que ninguna entidad de salud puede negar los servicios de urgencia a esta población, por lo que la deuda sigue creciendo.

En lo que concierne a la deuda por la población pobre no asegurada, en varias ocasiones el Distrito ha intentado acuerdos de pago con el Hospital, sin embargo, la gerencia del Julio Méndez se ha negado a cualquier negociación.

No se entiende la obstinación del agente interventor de Hospital Julio Méndez Barreneche, en persistir con los embargos, cuando la vicemistra de Protección Social, María Andrea Godoy, ha informado que ya el Ministerio de Salud había obtenido los recursos y que en el mes de octubre se deben estar entregando a los entes territoriales para pagar el cien por ciento de la deuda relacionada con la atención a los migrantes a nivel nacional, por lo es imposible que el superintendente Nacional de Salud, desconozca esta información y mantenga las cuentas embargadas.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba