ActualidadSociales

Regreso de las décadas de los 90’s y 2000 para las tendencias de moda otoño-invierno

Mireia González codirectora de programa en ESDESIGN, diseñadora textil y de moda, nos trae las nuevas tendencias de moda para este otoño e invierno

 “Respirar, soñar y seducir serían tres verbos que definen algunas de las principales tendencias en Moda para esta temporada de otoño-invierno 2021/2022.”, estas son las palabras de Mireia González diseñadora, consultora de moda y codirectora del Máster de Dirección y Creación de Marcas de Moda de ESDESIGN Escuela Superior de Diseño de Barcelona, quien nos presenta las nuevas prendas que van a marcar estilo en los próximos meses.

Esta será una época marcada por temas nostálgicos, como por ejemplo el revival del minimalismo de los 90 y la «lycra» de la década de los 2000. Y, cómo no, la sostenibilidad y la inclusividad, que estarán presentes como elementos de innovación y reivindicación.

Respirar

Respirar tras el confinamiento, después de esa larga pausa, se ve la necesidad latente y patente de conectar con la naturaleza, de vestir y consumir productos relacionados con los exteriores por eso marcas como Dolce Gabanna, Miu Miu o Kenzo van directo en ese sentido.

Dentro de esta tendencia también se incluye la necesidad de nomadismo, donde resurge la curiosidad por otras culturas, aquí se incluye la influencia de prendas étnicas, puestas de actualidad por Chloé, Etro o Isabel Marant, y caracterizado por la mezcla con piezas deportivas y por un espíritu bohemio ligado al aire libre, los viajes y la aventura. Patchworks, estampados paisley, prendas inspiradas en Mongolia, la estética de los gauchos y los indios americanos y, en general, aspectos artesanales, bordados, aplicaciones textiles ricas y con herencia que caracterizan este resurgir, real o no, de descubrir lugares lejanos y exóticos.

Soñar

Volver a soñar e imaginar mundos y formas oníricas, con un revival del surrealismo que han propiciado el éxito de marcas como la mítica Schiaparelli, la cual vuelve a estar de plena actualidad gracias al trabajo de quien es al día de hoy su director creativo Daniel Roseberry y a jóvenes marcas de joyas, como Anissa Kermiche. En esta tendencia encontramos estampados, bordados o bisutería con ojos, palomas, candados, soles, zodiacos o labios, una serie de elementos totalmente cautivadores.

Es decir, todos aquellos elementos que artistas de los años 30, como Dalí o la propia Elsa Schiaparelli, convirtieron en piezas icónicas. Todo ese mundo onírico y humorístico se renueva y rescata para las nuevas generaciones, especialmente los millennials, ya que son los primeros interesados en el ocultismo y el arte ligado a lo mágico.\

Seducir

Seducir es una palabra que ha tomado otro significado, feminista y empoderado, en una revisión de ciertos códigos de vestimenta en prendas como los leggins, tops y toda una estética que pusieron de moda artistas y celebridades como Britney Spears, Cristina Aguilera, las Spice Girls o Paris Hilton.

Esta tendencia se conoce actualmente como Y2K y se renueva gracias a marcas como Miaou y Knwls, las cuales están triunfando con sus enterizos y demás prendas elásticas, lencería, prendas exteriores, colores vibrantes y tallaje inclusivo son las novedades de marcas míticas como Mugler, que está triunfando mediática y comercialmente gracias a su director creativo Casey Cadwallander, quien ha sabido seducir a las nuevas generaciones a través del descubrimiento de la obra de Thierry Mugler, el maestro de la seducción en los 80 y 90.

Nostalgia

Las jóvenes generaciones vuelven la mirada a décadas que nunca conocieron, como los años 80, por lo que la revisión de las mismas les dará novedades. Esta idea de nostalgia se confirma tras el confinamiento y productos míticos como el bolso 2:55 de Chanel, convirtiéndose en lo que conocemos como “valor seguro”, algo de lo que cada vez hablan más los analistas, donde el lujo se hace cada vez más premium y las piezas más caras y exclusivas son las más vendidas

Según la consultora Edited, los bolsos de lujo aumentaron su precio entre 500 y 1.000 euros entre 2020 y el primer cuatrimestre de 2021. Además, siguiendo este gusto por el pasado y la “herencia”, las marcas reeditan piezas de su propio archivo para reivindicar su ADN, lo que les diferencia del Mass Market, tal como ha hecho Versace de la mano de su directora creativa Donatella Versace, quien ha recuperado su mítico estampado Greca que presentó junto con su hermano Gianni en 1988.

Sostenibilidad y activismo

La sostenibilidad ya es un hecho en la mayoría de las marcas, incluso las de fast fashion. Por ejemplo, H&M basa todas sus campañas en productos sostenibles dentro de la línea Conscious, prendas diseñadas en un 64,5% de materiales de origen reciclable. De hecho, la multinacional sueca espera que, en 2025, el 25% de todas sus prendas provengan de materiales de origen reciclable.  Las marcas más innovadoras en el tema, como la española Ecoalf, van más allá y se basan en lo que conocemos como biomoda, estas innovaciones van desde el uso del algodón orgánico regenerativo a prendas y envases biodegradables.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba