ActualidadPolítica

¡No cesa guerra sucia contra Rafael Martínez y Lista de Caicedo!: vandalizan vallas de Fuerza Ciudadana en 9 municipios

El candidato al Senado, Rafael Martínez, y los aspirantes a la Cámara por el movimiento, le solicitaron a las autoridades investigaciones para dar con los responsables de los ataques.

La guerra sucia de los clanes políticos vuelve a arremeter en contra de la publicidad electoral de los candidatos Rafael Martínez al Senado y la Lista de Caicedo a la Cámara de Representantes. 

Estos nuevos hechos de vandalismo se registraron en diferentes municipios del Magdalena contra vallas, pasacalles y publicidad electoral de Fuerza Ciudadana. 

En Ariguaní, Santa Ana, Concordia, Algarrobo, Ciénaga, Pijiño del Carmen, Chibolo, El Piñón y Fundación hicieron réplica los ataques, que ya habían sido denunciados por los candidatos en Santa Marta, donde el pasado mes de enero, fueron vandalizadas dos vallas publicitarias. 

Los candidatos a la Cámara de Representantes por el Magdalena Ingrid Aguirre, Hugo Paternina, Abraham Katime y Rossana Rodríguez, pidieron una investigación a las autoridades y rechazaron los hechos en los que fueron destruidos varios pasacalles y vallas con mensajes intimidantes e insultantes contra la campaña política, que representa el sentir de Cambio de los samarios y magdalenenses. 

El inventario de daños va desde la destrucción en Ciénaga de 13 pasacalles en horas de la madrugada, al parecer, perpetrados por sujetos motorizados; en Pijiño del Carmen, hombres motorizados rayaron durante la madrugada dos paredes con la publicidad de los candidatos; lo mismo ocurrió contra dos pasacalles en Santa Ana; en Ariguaní fue destruida una valla, al igual que en Concordia; en Algarrobo fue reportado el daño de cuatro pasacalles en la Loma del Bálsamo y Bellavista; seis pasacalles en Chibolo; una valla en El Piñón; y cuatro en Fundación.

Prensa Campaña Rafa al Senado

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba