Santa Marta

En Unimagdalena se analizaron alternativas para solucionar la escasez de agua en Santa Marta

Ante comunidad universitaria y estudiantil del Distrito fue socializado un detallado análisis académico sobre el desabastecimiento de agua en Santa Marta. La charla, hizo parte de un ciclo de conferencias organizado por la Alma Mater para generar conciencia de preservar y cuidar el recurso hídrico.

Según especialistas en hidrología en Santa Marta se registra un déficit de agua que equivale a mil litros por segundo, problemática que fue analizada en la Universidad del Magdalena en el marco del Día Mundial del Agua. En ese escenario, académicos socializaron las posibles alternativas para abastecer a la ciudad del recurso hídrico en un mediano y largo plazo, resaltaron la importancia de los acuíferos y el uso que se le da al líquido en comunidades indígenas.

Actualmente la capital del Magdalena se abastece de los ríos Manzanares, Gaira y Piedras, caudales en donde la pureza de sus aguas se ha visto deteriorada por la pésima cultura ambiental de los ciudadanos y la ausencia de políticas gubernamentales, algo que tiene a Santa Marta en una emergencia critica por la escasez del líquido afectando a cerca de 500 mil samarios.

Son esos ciudadanos, hombres y mujeres, que se ven obligados a suplir las necesidades de sus viviendas cargando “pimpinas” con agua o comprando carrotanques cada cinco días. En este momento, la ciudad de Bastidas, necesita 2.500 litros por segundo para cubrir las necesidades de sus habitantes y solo cuenta, en promedio, con 1.500 de las plantas de tratamiento de Mamatoco y El Roble. En los días de sequías críticas baja a 900 litros por segundo.

Ante este panorama esta Casa de Estudios Superiores organizó este ciclo de conferencias que dio inicio con la participación del ingeniero hidrogeólogo Jorge Corrales Celedón, docente catedrático del Programa de Ingeniería Civil, quien compartió a la comunidad universitaria un estudio de prefactibilidad realizado por Técnicas Hidráulicas de Cuba, en donde se precisan cuatro alternativas que podrían dar fin a una problemática que ha afectado a la capital del Magdalena durante más de cinco décadas.

Corrales Celedón, con una gran trayectoria como ingeniero consultor, aseguró que entre las soluciones se destacan la construcción de represas en los caudales que abastecen a la ciudad, la captación y tratamiento del agua del Rio Guachaca, traer agua del río Magdalena complementada con agua superficial del río Toribio y Córdoba y por último, obtener agua por gravedad del río Frío. “Existen las fuentes de agua, el problema radica en que no se han desarrollado los proyectos para traerla a Santa Marta”, comentó.

Enfatizó en un tema primordial en el 2022 para la UNESCO: el manejo de aguas subterráneas como alternativa de abastecimiento. “En Santa Marta este recurso se está usando hasta el punto que el acuífero ya no da abasto y urge encontrar una solución definitiva a través de fuentes subterráneas de otros caudales que no provengan del río Manzanares o Gaira”, agregó.

Creando conciencia ambiental desde la academia

En el marco de esta jornada organizada por el Programa de Ingeniería Ambiental y Sanitaria también se realizó la conferencia ‘Uso del agua y manejo de la Universidad del Magdalena’ que estuvo a cargo de Sebastián Eduardo Arrieta. Asimismo, el ingeniero magister Andrés Hatum Pontón, docente del Programa de Ingeniería Civil, habló en torno a la ‘Instrumentalización de los pozos de monitoreo de agua de esta Casa de Estudios Superiores’.

Igualmente, participó la antropóloga magister Lorena Aja Eslava, a través de la conferencia ‘Manejo del recurso hídrico en comunidades indígenas’ y finalmente, Yorman Zambrano, director Operativo de la empresa Tecnoaguas S.A.S, habló acerca del ‘Tratamiento de sulfatos en aguas residuales de minería’. A las charlas, asistieron estudiantes de Instituciones Educativas Distritales, representantes del Ministerio de Ambiente, Tecnoaguas S.A.S y de la Corporación Autónoma del Magdalena Corpamag.

Los futuros profesionales destacaron este ciclo de conferencias como un espacio que genera conciencia ambiental para preservar el recurso hídrico y cambiarle el ‘chip’ a las nuevas generaciones para que conozcan la importancia del agua en la humanidad.

Erika Barros Alcendra, estudiante de quinto semestre del Programa de Ingeniería Ambiental y Sanitaria, manifestó que “estos eventos favorecen la formación integral y nos acercan a la problemática que se vive fuera de las aulas. De cierta forma, nos encamina a la búsqueda de soluciones y alternativas”.

Por su parte, Apoenna Portella Ortiz, estudiante de décimo semestre del mismo Programa Académico, agregó que “es importante saber que hay agua y fuentes hídricas, sólo hacen falta los recursos y voluntad para generar soluciones. Debemos tener conciencia que el agua es nuestra principal fuente de vida”.

Anualmente se celebra el Día Mundial del Agua, una fecha promovida por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), con el fin de generar conciencia de la importancia de cuidar el denominado «oro líquido», para la vida de los seres humanos y las especies en el planeta.

Con base a su política de sostenibilidad la Universidad del Magdalena desde su Plan de Gobierno 2020-2024 ‘Por una Universidad Aún más Incluyente e Innovadora’, genera espacios académicos y realiza esfuerzos para reducir o eliminar los impactos negativos en el medio ambiente que se producen en el entorno.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba