Nacional

Estudio revela altas prevalencias de VIH, sífilis y hepatitis B y C en personas que se inyectan drogas en seis ciudades de Colombia

Armenia y Cúcuta presentan las prevalencias más altas de VIH, sífilis y hepatitis B y C en personas que se inyectan drogas. Así lo confirma un estudio que en torno a este tema adelantó en 2021 un grupo de entidades lideradas por Ministerio de Justicia y del Derecho y del que también hacen parte el Ministerio de Salud y Protección Social y la Empresa Promotora del Desarrollo Territorial (ENTerritorio), en articulación con la Fundación Salutia y la Universidad CES.

En efecto, el Estudio de prevalencia de VIH, hepatitis B, hepatitis C y sífilis y comportamientos asociados en personas que se inyectan drogas en seis ciudades de Colombia (transversal con intención analítica, anónimo y no ligado) estimó la prevalencia de las enfermedades mencionadas y analizó los comportamientos asociados al consumo de sustancias psicoactivas en personas de 18 años y más que se inyectan drogas.

Entre junio y diciembre del año anterior se realizó un muestreo dirigido en el que participaron 1.733 personas que se inyectan drogas en Bogotá, Cali, Medellín, Pereira/Dosquebradas, Armenia y Cúcuta y en el que se aplicó una encuesta estructurada. El diagnóstico de las cuatro enfermedades se logró gracias a la aplicación de pruebas rápidas que se utilizan en programas poblacionales de tamizaje y requieren una muestra de sangre.

Cabe anotar que entre la población caracterizada en las capitales de Quindío y Norte de Santander -donde se presentan las más altas prevalencias- más del 60% estaba entre los 25 y 44 años, ganaba menos de un salario mínimo y pertenecía al régimen subsidiado. En cuanto al consumo de sustancias, las mayores prevalencias estaban relacionadas con heroína, marihuana, cigarrillo alcohol, basuco y metadona.

Algunos de los datos más relevantes de la investigación son los siguientes:

• Medellín, Cali, Pereira y Cúcuta presentan el mayor consumo reciente de heroína (últimos seis meses).
• El de marihuana, también en el último semestre, supera el 60% en las seis ciudades, siendo Bogotá la de la cifra más alta (91,3%).
• En Cali, Pereira y Armenia se identificaron los mayores consumos de basuco en los últimos seis meses, con porcentajes superiores al 70%; y en Armenia y Cúcuta esta sustancia se empieza a consumir, en promedio, a los 13 años.
• La prevalencia de VIH en Cali fue del 23,9%; en Pereira/Dosquebradas, del 17,6%; en Medellín, del 11,2%, en Armenia, del 6%; en Cúcuta, del 4,6%; y en Bogotá, del 3,2%.
• En cuanto a hepatitis C, el indicador fue del 80,2% en Cali. Le siguen Pereira/Dosquebradas (71,4%), Armenia (69,6%), Cúcuta (62,8%), Medellín (32,7%) y Bogotá (10,7%).
• Respecto a sífilis, la mayor positividad se identificó en Armenia (16,6%), seguida por Cúcuta (15%) y Cali (11,8%).

Estos hallazgos resultan preocupantes, se traducen en una alerta de salud pública y permiten identificar las características del consumo en personas que se inyectan drogas, así como orientar el diseño de estrategias, planes, programas y proyectos para fortalecer las políticas públicas. Además, enfatizan la necesidad de fortalecer los procesos de planeación territorial con intervenciones e iniciativas colectivas dirigidas a la reducción de riesgos y daños en esta población con el fin de generar un gran impacto, disminuyendo las conductas de riesgo y mejorando las prácticas a la hora de inyectarse.

Vale destacar que el Ministerio de Justicia y del Derecho, a través del Observatorio de Drogas de Colombia, ha coordinado de forma periódica y en diversos grupos poblacionales, la realización de estudios sobre consumo de drogas, comportamiento de usuarios de drogas inyectables y caracterizaciones químicas de drogas sintéticas, heroína y cocaína.

De esta manera, la cartera que lidera Wilson Ruiz Orejuela impulsa avances significativos en la consolidación de líneas de investigación sobre consumo de sustancias psicoactivas, las cuales generan estudios periódicos y estandarizados que permiten orientar acciones de política pública y constituyen información robusta y sólida, citada y referenciada en múltiples documentos e informes.

NOTA: El estudio completo puede consultarse en la página web del Observatorio de Drogas
de Colombia, en los siguientes links: •

Armenia y Cúcuta:  link
•Bogotá, Medellín, Cali y Pereira/Dosquebradas: Link

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba