CiénagaTurismo

“El Volcan” en Ciénaga un manantial de aguas termales curativas

Los aspectos físicos y químicos de las aguas de “El volcán”, el recurso natural acuatérmico del municipio de Ciénaga, lo relacionan con la salud humana. Garantizar la sostenibilidad de sus beneficios mineromedicinales requiere implementar acciones periódicas que contribuyan a mantener la sanidad ambiental del ecosistema donde se encuentra.

 

Por: Fernando Fontalvo Julio |

Especialista en Educación Ambiental Magister en Acuacultura y Ecología Acuática Tropical |

 

Los sistemas de aguas termales presentan determinados factores físicos con incidencia en un variado contenido de sustancias que propician diversas formas de vida. De acuerdo con la caracterización química y física de las aguas y los lodos del subsuelo, se pueden predecir los probables beneficios que estos recursos aporten a la salud humana.

Los tratamientos curativos, recreativos y otras actividades en los sistemas termales hacen parte del sistema de seguridad social de algunos países europeos. En España se aplican procedimientos para que funcionarios de instituciones adquieran un estado relajante importante para atenuar el estrés laboral, y en otros casos se aplican métodos terapéuticos en el mejoramiento de la salud mental y física de niños y ancianos.

De acuerdo con el contenido de minerales en las aguas termales algunos científicos han establecido la siguiente clasificación: carbonatadas, sulfuradas, sulfatadas, ricas en calcio, magnesio, sodio, hierro y fosfatos. A cada una se le atribuyen propiedades benéficas para tratamientos curativos de trastornos circulatorios, en articulaciones, la piel, aparato respiratorio y otros subsistemas vitales en el organismo humano.

Entre los aspectos determinantes de la identificación de los minerales se reconocen los metales útiles y los tóxicos, así como las bacterias contenidas en el agua y las propiedades de las mismas. En usos terapéuticos del agua termal y los balnearios en donde se utiliza el agua, deben estar exentos de microorganismos indicadores de contaminación (coliformes fecales, pseudomona aeruginosa) y de la bacteria legionella pneumophila, causante de la legionelosis (Reyes, 2015)

En Colombia se han registrado alrededor de 300 manantiales termales de composición y características diversas (Alfaro et al., 2000). “El volcán” es un recurso natural acuatérmico de nuestro municipio que se aprovecha con propósitos saludables y se relaciona con un potencial atractivo turístico que debe conservarse en el tiempo de una forma sustentable, es decir manteniendo los atributos ecosistémicos que lo identifican.

De acuerdo con recomendaciones del investigador Gabriel Reyes (2015), los estudios de estos sistemas deben hacerse en un ciclo hidrológico con el fin de establecer la estabilidad de minerales presentes, el caudal, el pH y la temperatura; delimitar el área de protección para evitar algunos factores de contaminación, y determinar las especies microbiológicas contaminantes existentes.

Los expertos consideran que el vertido de sustancias ajenas al contenido natural del sistema termal puede convertirse en un cúmulo de agentes contaminantes incidentes en la proporcionalidad de los minerales que reaccionen con átomos o grupos químicos en determinadas condiciones físicas que incluyen temperatura, dureza y conductividad eléctrica. Por esta razón, en la zona donde se ubica la fuente termal se debe establecer un control que garantice la poca penetración de elementos de desechos al sistema.

La fuente de aguas termales “el volcán” de aguas termales de Ciénaga es de origen geotérmico, pero con características que la diferencian en su temperatura y concentración mineralógica; en ello intervienen principalmente las aguas de infiltración provenientes de las precipitaciones y del cauce de los ríos, Rojas E (2014).

Estudios preliminares, que la red de Ciencias Naturales del municipio de Ciénaga está realizando en el manantial de aguas termales “el volcán,” durante periodos seco y lluvioso, registran resultados con valores físicos y químicos relevantes en: minerales de calcio, magnesio, cloruros y sulfatos, factores físicos como dureza, conductividad y temperatura que supera los 30°C, Según Rojas E (2014) oscila entre 45°C y 47°C, y la presencia de bacterias contaminantes.

La alta conductividad (1287µS/cm) se debe a la presencia de varios minerales, principalmente sodio, calcio, magnesio, bicarbonatos, sulfatos y cloruros. La proporción de cada sustancia puede variar con el periodo climático, pero la influencia de la mezcla en la salud humana es siempre probable.

El valor de sulfatos (.67.89 mg/L) encontrados es significativo, puede estar combinado con sodio, calcio y magnesio. A partir de esta caracterización se han planteado beneficios terapéuticos, afirmación que López Morales (2004) hace de la siguiente manera: La absorción de azufre bivalente a través de la piel produce un enriquecimiento del mismo en las estructuras articulares, mejora la vascularización interviniendo en procesos de oxidación-reducción y forzando el tropismo tisular.

El alto valor de cloruros (300 mg/L) le da a las aguas la categoría de cloruradas; de acuerdo con la Sociedad Española de Hidrología Médica (2020), estos recursos sirven para tratamientos dermatológicos y afecciones respiratorias. En aplicación externa son antiflogísticas, antisépticas, estimulantes de la cicatrización y reparación de tejidos y también aumentan la flotación, sobre todo en salinas (Saz P. y otros, 2011).

Los bicarbonatos son minerales que se encontraron en un valor no muy alto (45.67mg/L), pero contribuyen a la mezcla minero medicinal que proporciona condiciones saludables.

Los resultados microbiológicos son importantes para conceptualizar sobre la sanidad del baño. Los coliformes totales (245UFC/100m) y fecales (34UFC/100ml), se encontraron en proporciones que superan los límites establecidos para consumo humano, lo que supone contaminación biológica en el sistema.

Otras determinaciones de bacterias importantes en el sistema, entre otras: Pseudomona aeruginosa, Mesofilos aerobios, Bacillus sp, son necesarias para establecer el estado sanitario. Aunque la población bacteriana se considera autóctona en los sistemas termales, algunos factores físicos, la excasa disponibilidad de nutrientes y la alta concentración de sales dificultan su proliferación. Pero la presencia de estos microorganismos constituye un riesgo a la salud humana, porque no solo la variación climática sino algunas actividades antrópicas de los visitantes (observaciones, desplazamientos y contactos con los recursos del entorno) pueden alterar las condiciones ambientales del sistema.

La situación se plantea a partir de mediciones realizadas antes de presentarse la pandemia causada por un grupo de la una amplia familia de coronavirus, el covit – 19 (SARS-CoV-2). Se supone que con la disminución de visitantes en el sistema, la probabilidad de variación de condiciones ambientales será muy alta, propiciando la proliferación y desarrollo de la diversidad biológica.

Es necesario implementar acciones periódicas que contribuyan a mantener la sanidad ambiental del ecosistema donde se encuentra “el volcán”; esto garantizará que los beneficios mineromedicinales se propicien en un ambiente saludable, aumentando la demanda turística en el patrimonio natural, orgullo de la ciudad, el municipio y la región caribe colombiana.

Síguenos en Twitter: @dracamandaca  y en nuestra página de  Facebook: De Racamandaca

Related Articles

omentarios

  1. Excelente el artículo del Profesor FERNANDO FONTALVO JULIO, por cuanto se convierte en un valioso aporte a la literatura escrita del ecosistema de aguas termales en nuestro territorio. Conocimiento que debe llegar a nuestros educandos en las IE del país. Se requiere más atención en la parte ambiental que le de fortaleza a la sustentabilidad del bien natural, que en uno de sus principios se advierte que “ni en la naturaleza ni en la sociedad hay fenómenos que operan de forma aislada o independiente”. Si somos conscientes del accionar del ser humano en su medio, los servicios ambientales se han reducido considerablemente, por lo que es imprescindible su conservación en lo posible.

  2. La mejor forma de Apreciar algo es conocerlo, por eso estás investigación sobre uno de los cuerpos de agua más fascinantes del municipio de ciénaga, se convierten en cimiento para propiciar su uso ( curativo, recreativo e incluso investigativo) .

    Gracias profesor Fontalvo, por su aporte a que sigamos conociendo nuestro municipio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Back to top button
Close
Close