Fiscalía continuará investigando homicidio del Ministro de Justicia Rodrigo Lara Bonilla

El Vicefiscal General de la Nación, Jorge Fernando Perdomo Torres, anunció este lunes que la investigación por el homicidio del entonces Ministro de Justicia, Rodrigo Lara Bonilla, debe seguir porque se considera que se trata de “un supuesto delito de lesa humanidad ” y como tal sigue reglas de imprescriptibilidad reconocidas por el Derecho Internacional  y el Derecho Penal Internacional.

La Fiscalía considera, dijo el alto funcionario, que el proceso no ha prescrito y que aún se puede recoger testimonios de exintegrantes del “Cartel de Medellín” como: John Jairo Velásquez Vásquez, alias Popeye, y Carlos Alzate Urquijo, alias Arete.

El Vicefiscal Perdomo Torres explicó que en el caso del crimen de Lara Bonilla se identifica un contexto de ataque sistemático y generalizado contra la población, en desarrollo del cual se cometió esa muerte.  “Ese homicidio hace parte de ese contexto generalizado y sistemático”, añadió.

Precisó, así mismo, que la Fiscalía no es la encargada de declarar si un crimen es de lesa humanidad o no lo es; la Fiscalía considera que este caso “puede ser un delito de lesa humanidad” y por lo tanto puede seguir investigando.

El homicidio de Lara Bonilla fue ejecutado el 30 de abril de 1984 al norte de Bogotá. Por tal hecho fue condenado Bayron Alberto Velásquez. El proceso lo adelanta un fiscal de la Unidad Nacional de Derechos Humanos y DIH dependencia a la que llegó en 2007.

El asesinato

8 meses después de ocupar la cartera de justicia, Rodrigo Lara Bonilla muere abaleado dentro de su auto, la noche del 30 de abril de 1984 en la Calle 127, al norte de Bogotá, la cual posteriormente fue nombrada “Avenida Rodrigo Lara Bonilla”, en su honor. El asesinato ocurrió a manos de un sicario enviado por Escobar con el nombre de Iván Darío Guisado en una motocicleta D.T. 175 yamaha conducida por Byron Velazquez alias “quesito”.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.