San José del Pando, se normalizó, ahorra energía y dejó de protestar

Por Yesvila Olivella M|

Falavela de Santa Marta

Con la normalización de las redes eléctricas  y el ahorro de energía llegó la paz al sector de San José del Pando, uno de los barrios subnormales ubicados en una colina al sur de Santa Marta, en la Comuna Uno, afectado por más de 20 años por el deficiente servicio de energía, inconformismo que era  manifestado a través de  protestas permanentes, afectando la tranquilidad de sus vecinos por las continuas quemas de llantas, destrozos de puertas y  ventanas, semáforos, terminando en  disturbios y  enfrentamientos con la fuerza pública.

Las manifestaciones se convirtieron en el pan diario en este populoso sector de la capital del Magdalena, la energía era totalmente  ineficiente, los voltajes bajaban y subían generándole grandes pérdidas económicas a estas familias, (electrodomésticos dañados) ,  cuyos recursos económicos apenas les alcanzaba para subsistir.

disturbios en el pando

La querella de la comunidad que terminaba en disturbios y alteraciones de orden público, cesó para tranquilidad de los vecinos de San José del Pando, como lo son las urbanizaciones Ciudadela 29 de Julio,  El Pando, La 30 hasta La Lucha.

A través del fondo  PRONE   administrado por el Ministerio de Minas y Energía y consiste en la financiación por parte del Gobierno Nacional, para normalizar las redes eléctricas en barrios subnormales que implica la instalación o adecuación de las redes de distribución, la acometida a la vivienda del usuario, la instalación del contador de energía y tiene como objetivo la legalización de usuarios, la optimización del servicio y la reducción de pérdidas no técnicas.

Eso a lo que tecnicamente se refiere, pero para la comunidad de San José del Pando, el proyecto les ha significado mejorar su calidad de vida, toda vez que el servicio les llega con más eficiencia, pocas veces entran en programas de racionamiento y les ha ayudado a ahorrar recursos que pueden invertirlos en cubrir otras necesidades.

Paralelo a la instalación de nuevas redes, con el apoyo de los líderes del sector se llevó a cabo un proceso que implicaba cambiar la costumbre del despilfarro, para meterse en el cuento del “ahorro”, para ello se les entregó a las comunidades unos “kits eléctricos”, consistentes en enchufles, alambres, tomas y bombillos ahorradores.

Maryoris Cabello

Maryoris Cabello, dirigente comunal del sector, vicepresidenta de la Junta de Acción Comunal de San José del Pando, nos relata como logró incentivar a su comunidad a ahorrar energía y por ende dineros, porque entre menos consumo arroje el contador comunitario que tienen, menos dinero pagaran por el servicio y tendrán más dinero para atender sus necesidades y más.

“Se socializó con la Trabajadora Social, son 2 mil familias las que se han beneficiado con el proyecto Prone, esta es una comunidad catalogada como subnormal porque habitamos en un cerro y no contamos con servicios públicos normalizados, el gas nos llega a través de tanques, el agua a través de carrotanques, por eso estamos contentos con el servicio de energía que pasó a ser eficiente, ya no nos la cortan, tampoco nos daña nuestros electrodomésticos, antes contabamos con tres transformadores, ahora tenemos 15 eso es mejoramiento”, dijo la líder comunal.

Y fue así como la comunidad de San José del Pando aprendió a racionalizar la energía en sus hogares, para evitar que los medidores, que aunque en estos momentos sigue siendo comunitario, incremente su consumo y por ende el valor del servicio.

Leave a Reply

Your email address will not be published.