¿Qué le espera a la Ciénaga Humana con Petro Presidente? I Parte

Por: Luis Eduardo Rendón Vásquez

Economista-Ambientalista

Luis Eduardo Rendón Vásquez

Con la llegada de Gustavo Petro a la presidencia de la Republica de Colombia este 27 de Mayo, la Ciénaga Humana obtendrá innumerables beneficios que se verán reflejados indiscutiblemente en el mejoramiento de las condiciones de vida de este ente territorial.

Su propuesta de transitar de un modelo económico extractivista que ha estado girando desde hace muchas décadas en torno al petróleo y al carbón y que es el responsable de la profunda crisis ambiental por la que atraviesa el país, obliga a un cambio de paradigma que nos permita avanzar hacia un modelo de producción con energías limpias donde la tierra y el trabajo se conviertan en los principales factores estratégicos para la generación de riqueza, bienestar, libertad y calidad de vida. Con la puesta en marcha de todo un conjunto de políticas públicas orientadas por el gobierno de la Colombia Humana se crearán óptimas condiciones para que el 80 % de las familias campesinas que viven en las ciudades en precario hacinamiento regresen al campo y puedan convivir con dignidad, solvencia moral, social y económica.

En tal sentido, la Ciénaga Humana que ha sido objeto de todo un proceso de afectación en su ecosistema natural, marino, costero y humano en razón a la actividad portuaria del carbón, podrá recuperar su vocación agroecológica, ecoturistica y pesquera. Se entregarán tierras fértiles y habrá asistencia técnica y el apoyo de un banco público de economía popular facilitando créditos blandos a las familias campesinas que se organizaran mediante cooperativas o asociaciones de economía solidaria con el propósito de crear redes de granjeros para efecto de garantizar la suficiente producción de alimentos y la comercialización de los excedentes agrícolas.

De igual manera, se protegerá la semilla nativa y serán erradicados los cultivos transgénicos que están causando daños irreversibles a nuestra fauna y flora y en especial a la salud humana. La Ciénaga Humana será territorio libre de agrotoxicos, pesticidas y agroquímicos que envenenen las aguas y los suelos y se dará preferencia a la agricultura orgánica y ambientalmente sostenible. Seremos una potencia agroecológica y ecoturistica para la región, el país y el mundo, en la medida en que logremos fomentar una economía creativa y emprendedora que nos posesione como un territorio altamente agroecológico y ecoturistico productivo capaz de adaptarse a los efectos perversos del cambio climático.

Las familias campesinas con sentido empresarial no serán más víctimas de la cadena de intermediarios que se aprovechan del bajo nivel organizativo de las mismas, comprando las cosechas a precio injusto e irrazonable: La cadena de valor estará bajo el control de los mismos productores agrícolas desde el momento de la siembra, pasando por el proceso de transformación agroindustrial de las materias primas hasta culminar en la comercialización de los productos terminados y en la apertura de mercados campesinos que

lleven directamente los productos del campo a la gran población consumidora. Un típico ejemplo seria el mango y la gran variedad de especies que se pierde en época de cosecha por no existir una planta procesadora de pulpas que permita generar una gran variedad de productos derivados de la cosecha del mango.

Así las cosas, la Ciénaga Humana le apuesta al desarrollo de la Agroindustria y con ello la construcción y consolidación de una base industrial de pequeñas y medianas empresas. El reto es fomentar un número significativo de cadenas productivas tales como la del mango, aguacate, sábila, maíz, plátano, coco, arroz, ajonjolí entre otras, como fuente generadora de empleo, riqueza y un Buen Vivir.

Es pertinente además, mejorar las vías terciarias corregimentales con el ánimo de evitar el embotellamiento y las dificultades de acceso a los centros de producción agrícola. El agua jugará un papel preponderante para el riego de los cultivos y las buenas prácticas agrícolas. Para ello se construirán un número determinado de micro plantas hidroeléctricas aprovechando el potencial hídrico que posee nuestro territorio para efecto de proveer suficiente agua a las comunidades campesinas e indígenas y así garantizar el derecho vital de la seguridad alimentaria y el sostenimiento de las cadenas productivas. La instalación de paneles solares será otra fuente inagotable de energía fotovoltaica que le imprimirá un sello dinámico a la economía campesina y al desarrollo rural en general mediante la aplicación de herramientas estratégicas como lo es el marketing Digital, incorporándose de esta forma la economía local a los circuitos económicos que ofrece los mercados verdes de la economía global.

Los jóvenes tendrán la oportunidad de acceder a una educación superior pública universal, gratuita y de calidad ya que la Ciénaga Humana fomentara la construcción de un campus universitario donde se ofrezcan programas y formación tecnológica, académica y científica que contribuya a la industrialización de los sectores estratégicos de la economía local, como por ejemplo, la Agroindustria, la industria textil, pesquera, artesanal, informática, la industria creativa y de servicios ambientales.

Estas son algunas de las bondades que la Ciénaga Humana recibirá en el momento mismo en que inauguremos con Gustavo Petro presidente una era de paz y sin desigualdad y donde el reconocimiento de los derechos de la naturaleza nos permita avanzar hacia una sociedad con justicia climática y ambiental y podamos construir una sociedad en torno al amor, al saber, y el respeto por los seres humanos y la misma naturaleza

Leave a Reply

Your email address will not be published.