18 jóvenes capturados por suplantación en pruebas de admisión de Unimagdalena

Suplantación en la Unimagdalena

18 jóvenes fueron capturados por suplantar a igual número de personas que realizarían su exámen de admisión en la Universidad del Magdalena.

De acuerdo con el reporte oficial, estas personas se dedicaban a la venta de cupos para ingresar a la facultad de Medicina de la Universidad del Magdalena, por un costo de 20 millones de pesos. Entre los capturados hay un Ingeniero Químico, un Ingeniero de Sistemas, además de estudiantes activos de las universidades del Norte de Barranquilla, Los Andes y Externado de Colombia en la ciudad de Bogotá. También se son parte de estos capturados algunos becados del programa ‘Ser pilo paga’.

“Las capturas se presentaron luego de un trabajo de inteligencia adelantado por la Policía, la Fiscalía y la Sijin, tras conocer información de que esta banda vendía cupos de la Universidad del Magdalena en la facultad de Medicina por 20 millones de pesos y el beneficiario ni siquiera tenía que presentarse al examen, ya que ellos lo suplantaban”, indicó el coronel Gustavo Berdugo, Comandante de la Policía Metropolitana de Santa Marta.

Las primeras sospechas se presentaron ante las quejas de padres de familias, que habían reclamado de manera informal porque sus hijos no habían pasado los exámenes anteriores; sin embargo, ninguno de ellos había instaurado denuncia.

Los rumores sobre presuntas compras de cupos para la facultad de Medicina hicieron que la directiva de la Universidad, pidieran a la Sijin y la Fiscalía una revisión minuciosa de identidades de estudiantes en los exámenes realizados el fin de semana anterior, donde 7.500 aspirantes hicieron parte del proceso de admisión, llevándose la sorpresa que las fotos de quienes portaban los documentos para presentar el examen no correspondían al número de cédula de la persona que presentaba la prueba.

Hay que decir que ocho de estas personas fueron capturadas en la Universidad del Magdalena y durante el interrogatorio, dieron con el paradero del resto del grupo que se encontraba en un hotel en El Rodadero en Santa Marta.

El rector de la institución, Pablo Vera, se mostró sorprendido y calificó el hecho como “un andamiaje criminal financiado por padres de familia que son capaces de pagar para así garantizar el futuro a sus hijos”.

Los jóvenes al parecer pertenecían a una banda denominada como ‘Los Intelectuales’ y luego de su captura fueron dejados en libertad por un juez que consideró que el hecho no era un delito grave.

Leave a Reply

Your email address will not be published.