Faltó tiempo para avanzar en la paz con el ELN: Santos

Juan Manuel Santos, Presidente de Colombia

Santos señaló que, pese a la buena voluntad de las partes para lograr un cese del fuego bilateral, fue imposible que la Misión de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en Colombia presentara a tiempo los protocolos sobre su papel como verificador de la tregua ante el Consejo de Seguridad del foro mundial.

“Estamos a solo cuatro días (hábiles) de que asuma el nuevo Gobierno”, dijo Santos.

El presidente sostuvo que en la noche del martes las delegaciones negociadoras lograron establecer en La Habana los protocolos para que la Misión de la ONU en Colombia y la Iglesia Católica sirvieran como verificadoras del cese del fuego.

Pero era muy probable que el Consejo de Seguridad preguntara qué pensaba el nuevo Gobierno sobre el tema, razón por la cual se dejó en suspenso el acuerdo, explicó Santos.

Militares de Colombia

Así que, “finalmente, logramos dejar sentadas las bases para este cese al fuego y el proceso de participación de las comunidades en la construcción de paz”, dijo Santos, quien destacó que será el nuevo Gobierno el que determine si continúa o no las negociaciones con el ELN.

“Quiero celebrar el avance que hemos logrado y decirle al país y a la comunidad internacional que aquí dejamos las bases muy avanzadas de lo que sería un cese al fuego con el ELN (…), eso nunca se había logrado, nunca habíamos llegado tan lejos y creo que si hay voluntad por parte del nuevo Gobierno y del ELN muy pronto podemos tener un cese del fuego con esta organización”, insistió.

Santos subrayó que ya está redactado un documento y una serie de protocolos, por lo que falta muy poco, “un 10 por ciento”, para iniciar un cese del fuego bilateral y verificable y continuar así con el resto de la agenda de negociaciones de paz.

Grafiti de ELN

La demora obedeció a que se debieron diseñar protocolos para garantizar la participación ciudadana en el diálogo de paz, un reclamo del ELN que fue abordado con éxito en esta fase, según Santos.

“En el primer cese al fuego que tuvimos con el ELN (entre el 1 de octubre de 2017 y el 9 de enero de 2018) hubo problemas porque no teníamos definidos esos protocolos”, reconoció.

Este 1 de agosto, en una comparecencia conjunta ante la prensa internacional acreditada en La Habana, los equipos negociadores del Gobierno colombiano y del ELN anunciaron que no lograron un acuerdo sobre los dos puntos que estaban sobre la mesa en esta fase del diálogo: participación de la sociedad en la construcción de la paz y cese del fuego bilateral.

“Si bien no llegamos en este ciclo a acuerdos completos sobre participación y cese al fuego, el camino recorrido hacia ellos es muy significativo; tenemos la certeza de que al persistir con voluntad y compromiso facilitaremos un impulso decisivo hacia el desarrollo de la agenda de diálogos”, señalaron ambas partes en un comunicado conjunto.

La guerrilla del ELN, alzada en armas en 1964, es la última activa en este país.

El saliente Gobierno de Santos firmó la paz en 2016 con la principal insurgencia del continente, las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), que a partir de ese momento se desmovilizaron, entregaron las armas y se convirtieron en el partido político Fuerza Alternativa Bolivariana del Común.

mundo.sputniknews.com

Leave a Reply

Your email address will not be published.