A propósito de su Día, el 70% de las mujeres consideran que deben tener un igual pago en el mundo laboral

Silvana Vergel – Directora de Hays Executive para Colombia y México – BR

En el marco de la celebración del Día Internacional de la Mujer este 8 de marzo, Hays realizó una encuesta global a más de 1.100 personas en 100 países para resaltar las barreras para la equidad de género que se perciben en el lugar de trabajo.

La muestra reveló que más hombres creen que su empleador está comprometido a alcanzar la equidad de género en la compañía en comparación con las mujeres. Hays preguntó a los participantes de la encuesta, en una escala de 1 a 5, qué tan comprometido está su empleador con alcanzar la equidad de género.

En general, un 32% respondió que su empleador estaba menos comprometido a alcanzarla, revelando que las mujeres (un 39%) tienden a creer que existe una necesidad de mejorar las condiciones actuales, contra un 23% de los hombres. A su vez, 45% de los participantes comentaron que su empleador estaba más comprometido con lograr la equidad de género, en donde sorprendentemente, el 57% de los hombres creyeron que esta era la realidad, versus el 38% de las mujeres.

A los participantes que indicaron que su empleador estaba menos comprometido con lograr la equidad de género, se les preguntó después cómo podrían sus compañías mejorar para alcanzarla. El 61% comentó que su empleador podría mejorar la paridad al hacer énfasis en la igualdad de los salarios. Además, las mujeres (en un 72%) identificaron en su mayoría la necesidad de salarios equitativos como la mejora que más se necesita, esto en contra del 39% de los hombres con esta percepción. Más allá, los hombres (en un 26%) sugirieron que horarios de trabajo flexibles podrían mejorar la equidad de género, comparado con el 14% de las mujeres que piensan de manera similar.

Sandra Henke, Head of People & Culture en Hays Group, comentó sobre los resultados que “al estar en el mes de la celebración del día internacional de la mujer, es bueno ver que los negocios están esforzándose para lograr una mejor equidad de género en sus ambientes de trabajo. Sin embargo, es preocupante que la brecha salarial sigue siendo vista como un asunto que no está siendo tenido en cuenta por los empleadores. Es importante que ellos puedan escuchar las preocupaciones de sus empleados y que comuniquen de manera clara las acciones que se están tomando en cuenta para lograr la paridad en sus negocios”.

“Es necesario progresar mucho más en lograr la equidad de género en la fuerza laboral, y en mostrar que nos beneficia a todos. La importancia de la diversidad es innegable y ha tomado gran fuerza en el área de los negocios; no solo permite un mayor número de perfiles de mujeres, para ampliar la disponibilidad de talento, sino que fortalece las habilidades de resolución de problemas de una organización al tener un mayor rango de conocimiento y experiencia que pueden ser compartidos”, agrega Sandra Henke, Head of People & Culture en Hays Group.

“En Hays durante el mes de marzo y en adelante, estamos celebrando los logros de la mujer al tiempo que promovemos nuestra cultura de meritocracia, y yendo más allá, identificando las barreras para lograr la equidad de género en el entorno laboral. En Hays creemos firmemente que se trata simplemente de la mejor persona para un trabajo, y que se medirá por su desempeño y no por su género, raza, edad, orientación sexual o estado de discapacidad”, finaliza Henke.

El caso de Colombia

En el mercado existe la percepción de desigualdad, con un 50% de los encuestados que creen que las mujeres aún enfrentan barreras para avanzar en su carrera, siendo una de estas el salario. También existe una percepción de 84% de los hombres encuestados que creen que la remuneración en un cargo determinado es igual para los hombres que para las mujeres, mientras que solo un 55% de las mujeres comparte esa percepción.

La brecha también es visible en temas como promoción de candidatos donde el porcentaje de ascensos en los hombres es de un 17%, comparado con el 9% en las mujeres. Las desigualdades no suelen ser evidentes para todos los miembros de las distintas organizaciones, el reporte de Hays muestra como un 57,1% de las mujeres aseguran que existen algunas barreras para su crecimiento profesional mientras que un 40,5% de los hombres se decantaron por esa misma respuesta.

Actualmente, las mujeres representan una proporción muy significativa en la mano de obra actual y futura. Por eso es importante seguir fortaleciendo la generación de oportunidades, para que no se creen brechas mayores y esas disparidades puedan disminuir cada vez más.

“Hemos evidenciado un avance significativo en cuanto a la inclusión de las mujeres en el mercado laboral. Las colombianas han empezado a ocupar cada vez con mayor frecuencia cargos ejecutivos, gerenciales y de liderazgo. La antigua concepción que decía que las mujeres debían permanecer en la casa o que no tenían la capacidad para liderar, quedó en el pasado”, comenta Silvana Vergel, directora de Hays Executive para Colombia y México.

Sin embargo, para poder continuar progresando hacia escenarios laborales más incluyentes, es necesario que las empresas creen y estimulen iniciativas de diversidad e inclusión. Cualquiera sea el tamaño de la organización y la actividad a la que se dedique, debe asegurarse de generar espacios de trabajo cada vez más equitativos, con igualdad de condiciones laborales y beneficios que cubran tanto a hombres como a mujeres.

No es suficiente con crear iniciativas, es necesario buscar una gestión e implementación constante de los programas dentro de la compañía e incentivar a los colaboradores a hacer parte de ellos. El género no debería afectar las contrataciones ni las oportunidades de desarrollo. La remuneración debe ser igual para ambos géneros con el fin de generar prácticas laborales incluyentes.

Incorporar flexibilidad como un beneficio principal

La flexibilidad en el mundo laboral es cada vez más un beneficio que ofrecen las compañías para atraer y retener el talento. Estas estrategias permiten que las mujeres puedan desarrollarse tanto el en ámbito familiar como en el profesional, y que puedan dedicar el tiempo necesario a todas las esferas de su vida. El hecho de que más mujeres estén ocupando cargos de alto nivel ha ayudado a esa tendencia de escenarios laborales más flexibles e incluyentes.

Todavía hay que hacer esfuerzos, y queda un largo camino por recorrer. “Hemos visto que, aunque se reconoce la importancia de los programas de diversidad e inclusión, un 40.32% de los consultados en nuestro estudio indica que en su empresa no existe un programa enfocado hacia la diversidad y la inclusión. Con esta perspectiva es que vemos la necesidad de seguir trabajando para que las empresas sean cada vez más conscientes y busquen generar esos espacios que son tan importantes para el desarrollo de todos sus empleados”, añade Vergel.

Las respuestas de la encuesta fueron recolectadas de manera digital desde la página social.hays.com entre el 18 de diciembre de 2018 y el 19 de febrero de 2019. Los datos para Colombia fueron tomados de la última edición del Reporte de Diversidad de Género de Hays para Colombia.

Leave a Reply

Your email address will not be published.