Pérdida de glaciares en el mundo va en aumento

Por Red Medios Digital|

Glaciales

El proceso de derretimiento de los glaciares a causa del calentamiento del planeta, han provocado una subida del nivel de las aguas oceánicas de 27 milímetros desde 1961: es decir, una media de 0,5 milímetros al año. Por esta razón, se han perdido más de nueve billones de toneladas de hielo (9.000 gigatoneladas).

Estas cifras han sido resultado de un estudio internacional, liderado por científicos de la Universidad de Zurich (Suiza) con Michael Zemp a la cabeza y publicado en la revista Nature.

La investigación mostró que las mayores pérdidas regionales se han producido en Alaska, que ha contribuido con casi un tercio, también de los glaciares en los márgenes del manto de hielo de Groenlandia y los del sur de la cordillera de los Andes. Además, se han perdido cantidades significativas en los glaciares de las regiones árticas canadiense y rusa, así como en el archipiélago de Svalbard.

Por el contrario, la única región que no ha perdido masa sino que antes ha ganado ha sido el suroeste asiático, donde creció 119 gigantoneladas de hielo.

En contraste, el sureste de Asia perdió casi esa cantidad: 112 gigatoneladas.

La pérdida actual de masa equivale a la contribución de Groenlandia a los océanos y claramente excede la pérdida del manto de hielo de la Antártida, aportando entre 25% a 30% de las aguas descongeladas que van al mar.

Según las conclusiones del estudio, queda poco por hacer frente a este fenómeno.

La tasa actual de pérdida de glaciares indica que a finales de siglo se habrán extinguido en varias cadenas montañosas, mientras que las demás seguirán aportando al aumento en el nivel del mar más allá de 2100. Un deshielo que afectará el suministro de agua en numerosos países.

En el mundo, la desaparición de los glaciares implica en última instancia menos agua para millones de personas, menos energía hidroeléctrica y menos disponibilidad para regar los cultivos. El deshielo de los glaciares provoca el aumento el nivel del mar, pero también hace crecer de forma crítica el riesgo de otras catástrofes naturales, como desbordamientos repentinos de lagos glaciares y el arrastre de residuos que conlleva. Por ello, saber la velocidad a la que los glaciares pierden masa a largo plazo es muy importante para tomar decisiones informadas de cara al futuro.

Leave a Reply

Your email address will not be published.