Columnistas

El acordeón desvirolado del ‘Mello’… y el canto desafinado de Carlos… ¡Ay hombe!

Un incomparable binomio musical.

Por: Óscar Cormane Saumett | Desde mi silla de ruedas |

¡Esta vaina se jodió!… Samarios y magdalenenses creyeron haber elegido a un controvertido mandatario distrital y a un sereno timonel para los destinos departamentales. Sólo unos días después de posesionados, el ‘Mello’ y Carlos mostraron sin tapujos sus verdaderos intereses y sus más fogosas pasiones: La música vallenata…

Al mandatario departamental poco le importa la pobreza enorme de olvidados y antiquísimos municipios… Tampoco le importan los serios problemas de educación que ya nos identifican ante la faz nacional… Mucho menos los tradicionales inconvenientes de vías que deprimen el desarrollo agropecuario del Magdalena.

Nada importa… El distinguido gobernador del Magdalena ocupa su tiempo en grabar y promocionar el que parece ser el primero de una larga lista de álbumes discográficos, sin duda, su verdadera pasión.

El ‘Mello´ nació para el acordeón. Su paso por la órbita administrativa de este malquerido Magdalena, no es más que otro capricho de ‘niño bien’ que servirá para adornar su hoja de vida. Sólo eso. De resultados…nada.

En poco tiempo, el tema ‘La chivolera’, con el canto de Joaco Pertuz, y con el acordeón bohemio y parrandero del ‘Mello’ Cotes, estará bien situado en las listas  de emisoras payoleras y de los ‘aviones’ directores de programas vallenatos. (Como uno que bien conozco…)

No en balde el principal instructor del ‘Mello’ en tal materia es Iván Zuleta, el nunca bien celebrado acordeonista y verseador sin par. Así las cosas, a la vuelta de unos días, los temas grabados por el Gobernador serán solicitados por ‘mantecas y niñas de actividades conexas’, a las principales emisoras de la ciudad.  De hecho, al Gober y a Joaco ya les sobra contratos para diciembre y carnaval.

Supongo que se trata de una mera coincidencia, pero debemos sentirnos  afortunados. No sólo tenemos a un deslumbrante interprete del acordeón en el departamento, sino que al frente de la administración local, está un auténtico y polémico cantor, Carlos Caicedo, el hijo de Macondo, del que se han vuelto populares sus interpretaciones en distintos sitios de internet y dando vueltas por los correos electrónicos.

En su caso, tampoco importa el trillado tema de la inseguridad en la ciudad, ni el intrincado asunto socio económico que debe enfrentar; ni el espinoso renglón de la educación en el Distrito, ni el maremágnum de los motociclistas, y menos que la tan promocionada Policía Metropolitana haya servido para lo mismo que sirven las tetas de los hombres.

En cambio, su promisorio futuro en el canto es inocultable. Su triunfo en las tarimas podría ser contundente, si alternara sus discursos políticos con discursos musicales.

Bien sabido es que el ex rector es un magnífico relacionista público. De modo que no sería raro verlo amangualado con Jorge Barón. Y hasta es posible que se deje dar ‘la patadita de la buena suerte’…

 

Related Articles

omentarios

  1. Que tristeza q exista personas q en vez de estar criticando las administracciones por lo q ocurre hoy en dia deberian hacer aportes q ayuden a mejorar la cultura ciudadana y cambiar el paradigma q hay en esta sociedad en muchos aspectos . Y lo invito a que se informe y se de cuenta de lo que realmente se esta haciendo, ademas toda persona tiene derecho a tener espacios de distraccion sea bebiendo o lo que sea, pa que esconderse en ratos de esparcimiento. Busque oficiooooo

  2. Lei detenidamente su comentario entorno al gobernador del departamento y el alcalde de santamarta. Extraordinario apunte periodistico que se ajusta al comportamiento de dos figuras que deben convertirse mas como artistas que como administradores.

  3. Lei detenidamente su comentario entorno al gobernador del departamento y el alcalde de santa marta. Extraordinario apunte periodistico que se ajusta al comportamiento de dos figuras que deben convertirse mas como artistas que como administradores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button
Close
Close