Nacional

España y Colombia reforzarán el PAE en materia de terrorismo y narcotráfico

En el marco de una gira europea y durante un desayuno de trabajo con la prensa y el sector empresarial en el Hotel Ritz de Madrid, el vicepresidente de Colombia, Angelino Garzón, declaró esta mañana que su Gobierno no iniciará un diálogo con las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia) si éstas lo asumen como una estrategia de guerra para ganar tiempo.

El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, promete voluntad de perdón y reconciliación si abandonan la violencia para poder lograr los niveles de paz deseados. Estas son las condiciones que ha establecido el presidente del país: que la guerrilla ponga en libertad a las personas secuestradas; cese de la práctica terrorista; cese de la práctica criminal como las minas anti persona y puesta en libertad de niños y adolescentes reclutados forzosamente.

Igualmente, Garzón expuso el excelente estado de las relaciones bilaterales España-Colombia calificadas de “históricas y sólidas” para mostrar gran interés en reforzar el diálogo político entre ambas naciones de acuerdo con lo convenido en el Plan de Asociación Estratégica (PAE), firmado en Madrid en enero de 2008, entre los que fueran jefes de Estado, José Luis Rodríguez Zapatero y Álvaro Uribe.

Las premisas estratégicas del PAE descansarían primeramente en una estrecha y reforzada cooperación en materia contra el terrorismo, narcotráfico y criminalidad organizada. “Todos los conocimientos y lo que hemos avanzado en experiencia, que no ha sido fácil, lo pondremos al servicio de todo país que lo requiera, más allá de las afinidades ideológicas de los gobernantes, porque basamos las relaciones en el beneficio recíproco”, dijo. Asimismo, aludió al compromiso de prestar ayuda mutua y de compartir información, incluso de los servicios de inteligencia en esta lucha, otorgando “atención especial´ a las iniciativas encaminadas a promover el crecimiento económico sostenible, la protección del medio ambiente, el desarrollo social y el respeto a los derechos humanos. Tanto así que estaría previsto, aunque no confirmado, la visita a Colombia del nuevo jefe de Gobierno español, Mariano Rajoy, para el 19 ó 20 de abril próximo. “La guerrilla colombiana debería seguir el ejemplo de la organización terrorista española ETA y poner fin a la violencia”.

Otro de los ámbitos a tener en cuenta dentro del PAE sería el comercial (son 200 firmas españolas las que invierten en Colombia gracias a la colaboración estatal); la exportación e importación aunque todavía con niveles bajos; la materialización del convenio en la búsqueda de mecanismos, siguiendo el ejemplo español de la Seguridad Social Integral, con la idea de incrementar la atención al colombiano afincado en España y al español, ubicado en Colombia, y el fomento de las relaciones culturales, científicas y académicas.

Rememorando las palabras del Presidente de la República de Colombia, Angelino Garzón habló de lo ilegal en contra de la Democracia y de las decisiones institucionales adoptadas “necesarias, duras y humanamente, muy dolorosas”. Y por eso, estimulan a que jueces y fiscales actúen. “Que nuestros militares y policías tengan una relación más fraternal con la población y más dura con los criminales”. Aseguró haber avanzado enormemente en este sentido pero conscientes siempre de su capacidad de seguir haciendo daño. “Si nos paramos, retrocedemos”, afirmó contundente. Por todo ello, el Ejecutivo ha convocado a los diferentes sectores de la sociedad civil, Comunidad Internacional y Estado colombiano a actuar de forma conjunta y acudir a la conferencia mundial de derechos humanos para el mes de diciembre, proceso que pasará por foros regionales encabezados por alcaldes y gobernadores y allí, reiterarán las gracias a la Agencia de Cooperación española que más ha contribuido a este propósito.

“La existencia de bandas armadas ilegales no tiene razón de ser; son ya muchos años de violencia que ha causado tanto daño y dolor a la población de Colombia”. Será, por tanto, una lucha militar, judicial y política, de valores y principios, lo que se traduce en pronta justicia y credibilidad en las instituciones. El Gobierno está fortaleciendo un Programa de Protección (9.500 personas amenazadas corren riesgo), con una inversión anual de 80 millones de dólares en materia de seguridad. “No estamos peleando contra monjitas de la caridad. Si bien, hemos avanzado enormemente en esa lucha”. Colombia necesita “hechos de paz” y que la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) ponga fin a la violencia, siempre y cuando el diálogo no sea concebido como instrumento de guerra, reiteró nuevamente el vicepresidente, Angelino Garzón.

Por su parte, España apoyará activamente las iniciativas del Gobierno del Presidente Juan Manuel Santos en materia de reconciliación y, en especial, los objetivos de la Ley de Víctimas y de Restitución de Tierras, recientemente aprobada. A primeros de enero de este nuevo año, un total de 4 millones de víctimas de la violencia irracional del país han sido reconocidas, incluyendo a la población afro descendiente, campesina e indígena, con una inversión de 25.000 millones de dólares para avanzar en este proyecto. La restitución de tierras se rige por el siguiente modelo: el estado no compra tierras; se las arrebatan a los ilegales porque ellos las usurparon violentamente. “En nuestras manos, tenemos consolidadas jurídicamente más de 400.000 hectáreas. La guerrilla debe tener claro el mensaje de parte del Ejecutivo: o democracia o ilegalidad; o tranquilidad o violencia.

Para finalizar su extensa intervención, Angelino Garzón advirtió que la UE enviaría un mal mensaje a toda América Latina si no ratificara el acuerdo comercial firmado el pasado año con Colombia y Perú. “Es un Acuerdo entre iguales, como un gana-gana donde ninguna de las partes pierde”, enfatizó, a la par que apostó porque la crisis financiara que acusan determinados países pueda resolverse sobre la base de fortalecimiento de la UE, muy importante para la región y el mundo entero. El secretario de Estado de Cooperación Internacional y para Iberoamérica, Jesús Gracia se comprometió, durante este encuentro empresarial y mediático, con el apoyo del Gobierno español, a la candidatura del vicepresidente de Colombia para presidir la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

 

Fuente: Ateneadigital.es

 

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Back to top button
Close
Close